Datos personales

Mi foto

Agrupación Local del Partido Comunista de Andalucía en Mairena del Alcor (Sevila).

miércoles, 23 de marzo de 2016

EN DEFENSA DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS

El pasado viernes y en un pleno extraordinario y de urgencia, el equipo de gobierno de Mairena del Alcor (PP-PA), aprobaron en solitaro la modificación de un terreno público, rústico y en zona no urbanizable, a declararlo de utilidad pública e interés social. El cambio de denominación sería para la construcción de un colegio privado. Frente a esta modificación, que pretende facilitar un negocio particular en suelo público, La Agrupación Local del Partido Comunista reitera su compromiso en la defensa de la educación como un Servicio Público frente a la defensa de los intereses particulares. 



Populares y andalucistas hacen un flaco favor en defensa de una Educación Pública, pero no es de extrañar, ya que en todo el Estado, los neoliberales siempre terminan aplicando una política de subvenciones a los negocios particulares y desviando fondos públicos  a los negocios privados, con el argumento de que intentan un mejor servicio y de mayor calidad, cosa totalmente falsa y demostrado en sus tan sonados casos de corrupción.

Quien quisiera utilizar otro tipo de enseñanza podrá hacerlo pero sin el desvío de fondos y recursos públicos, que acabará por reducir la Enseñanza Pública a personas con bajos recurso, de segunda categoría, frente a los privados y concertados que favorecen la creación de cotos elitistas para que la distancia entre grupos sociales marque diferencias que el tiempo estaba empezando a desterrar. Solamente hay que observar cuales son los criterios de admisión en muchos de estos colegios privados pagados con fondos públicos, retrotrayéndonos a los tiempos en los que los colegios religiosos eran el caldo de cultivo de las élites en contraposición con los institutos y el sistema público.
La modificación en la que se modifica la categoría del suelo público para projectos privados es consecuencia directa de la LOMCE (ley Wert), que establece en su artículo 1.61 que las autoridades educativas "podrán convocar concursos públicos para la construcción y gestión de centros sobre suelo público dotacional". Este punto, junto a otros muchos, hacen que esta ley sea el mayor ataque a la Escuela Pública llevado a cabo en nuestro estado en las últimas décadas.
La Enseñanza Pública es a única que garantiza la igualdad de oportunidades, la cohesión social y la superación de las desigualdades. El estado de bienestar se basa en la existencia de unos Servicios Públicos de calidad, universales, redistributivos y accesibles sobre la base del principio de igualdad. Es la Enseñanza Pública la que asegura la escolarización de toda la población y la que llega a todos los lugares donde nunca será lucrativo para la iniciativa empresarial privada. Por eso, la tarea de proporcionar una enseñanza de calidad a todos l@s niñ@s en su totalidad, supera la responsabilidad de cualquier iniciativa privada y es el estado quien debe asumir la responsabilidad de la planificación de las necesidades y de la financiación suficiente y adecuada para cubrirlas, mediante fondos y recursos públicos.
La Agrupación Local del Partido Comunista, se muestra total y absolutamente en contra de esta concesión, u otras concesiones, a una iniciativa privada "colaborando" con recursos públicos del pueblo y volvemos a manifestar:
Nuestro compromiso es por una educación pública, universal, laica, inclusiva y gratuita.Consideramos la educación como un derecho humano fundamental y un pilar básico de las sociedades, porque favorece la emancipación y la cooperación de los pueblos, y contribuye a formar una ciudadanía más libre, crítica y con menos desigualdades.
Defendemos una educación pública universal, que sea gratuita, laica, equitativa, solidaria, coeducativa, personalizada, participativa, ecológica, integral, intercultural, inclusiva y democrática.
Una educación pública por ser la única que garantiza la igualdad de derechos y posibilidades para todos y todas; que promueve la participación democrática de los distintos sectores implicados en el proceso educativo, incluido el propio alumnado, también en su propio proceso de enseñanza-aprendizaje; que respeta la libertad de conciencia y de creencias; que atiende a la diversidad del alumnado y se compromete con el interés común y el servicio público, al margen de intereses particulares ligados al adoctrinamiento ideológico o al negocio económico.

La escuela pública debe ser un lugar de encuentro entre las personas que coexisten en una sociedad cada vez más plural y multicultural, como una premisa necesaria del auténtico desarrollo de una educación para la paz, en igualdad para los sexos y respetuosa con la diversidad afectivo-sexual.

Una Educación Pública gratuita que, desde la primera infancia hasta la universidad, luche contra la lógica del mercado. Una educación que reafirme la prioridad absoluta de los seres humanos sobre la rentabilidad económica.

Una Educación Pública que integre los distintos ámbitos del saber. Que ayude a nuestra juventud a desarrollar el espíritu crítico y aprovechar los logros científicos, sociales y políticos más brillantes de las pasadas generaciones.

Una Educación Pública que, desde la primera infancia hasta la universidad, promueva valores de paz, solidaridad y cooperación armoniosa entre los países y las personas. Una educación que tiene como objetivo el desarrollo de la libertad de pensamiento, la creatividad, la emancipación individual y la autorrealización.

Una Educación Pública que ofrece a toda la ciudadanía saberes fundamentales, así como la oportunidad de familiarizarse con las formas más elaboradas de un conocimiento cambiante que les ayude a desarrollarse como personas y construir un mundo más justo y mejor.
                                                       Nuestra DIGNIDAD sigue en MARCHA 

No hay comentarios:

Publicar un comentario