Datos personales

Mi foto

Agrupación Local del Partido Comunista de Andalucía en Mairena del Alcor (Sevila).

lunes, 28 de septiembre de 2015

RESOLUCIÓN PCA SEVILLA ANTE LA SITUACIÓN POLÍTICA Y LAS TAREAS DEL PARTIDO

RESOLUCIÓN POLÍTICA AL COMITÉ PROVINCIAL DE SEVILLA DEL PCA 26/09/2015  (Aprobada por unanimidad)
La situación política y las tareas del Partido
Enfrentamos los próximos meses en un escenario político que viene marcado por varias cuestiones de enorme trascendencia y que son convenientes señalar para entender las propuestas de trabajo que van a girar en torno a la movilización en la que debemos implicarnos y el trabajo político de cara a la convocatoria de las elecciones generales en diciembre.
Es fundamental entender lo que ha ocurrido en Grecia, porque marca un antes y un después en cuanto a las posiciones que se han estado manteniendo sobre la construcción de la Unión Europea y la cuestión del euro.
La actitud de la oligarquía europea, que se expresa a través de la llamada “troika” y que alinea los intereses preponderantes de Francia y Alemania junto al FMI, respecto a la situación económica de Grecia y las propuestas emanadas del gobierno de Syriza nos despejan algunas claves:
- La Unión Europea está configurada como una estructura política al servicio de los intereses de la oligarquíafinanciera que no duda en anteponer sus intereses aún a costa de sacrificar estados y pueblos. El programa económico neoliberal no duda en provocar la bancarrota de unos y otros, incluso provocando en el seno de la misma “estados fallidos”. Los supuestos mecanismos de control político de las estructuras europeas se revelan como meros adornos y absolutamente inútiles para confrontar los intereses de la mayoría frente a la oligarquía.
Pero es que además se demuestra que la actual Unión Europea no es sino una mera continuación de lo que en origen fue el Acuerdo Europeo sobre el Carbón y el Acero, y que define Europa como una potencia imperialista que en su seno utiliza mecanismos de explotación contra las economías de los países menos desarrollados situados en el Sur.
- La Unión Europea no es reformable. Seguir creyendo que se pueden reformar las políticas de la UE ganando espacios en sus estructuras representativas es una quimera como se ha demostrado en el caso griego.
- El euro es un mecanismo monetario al servicio de la oligarquía financiera europea para garantizar el éxito de las políticas de acumulación de capital y asfixiar a los pueblos que traten de oponerse a esas políticas. El caso griego confirma que un estado que no logre controlar su propia política monetaria no podrá en ningún caso gestionar sus recursos, sean pocos o muchos, impidiendo así desarrollar su soberanía.
- Desde el desarrollo del concepto de soberanía popular, los pueblos de Europa deben construir su propio espacio de integración política y económica como nos enseña América Latina. La construcción del espacio de integración de los pueblos de Europa se debe dar al margen de los dictados de los intereses imperialistas.
- El caso griego también nos enseña que no hay espacio para las propuestas de la socialdemocracia en la defensa de los intereses de la mayoría social. Syriza logró encandilar a millones de voluntades que pedían una transformación real, expresada incluso en un referéndum, para después rendirse completamente a los dictados de la oligarquía. Se pone como excusa el drama económico que supondría una salida del euro, sin embargo es notorio que el mantenimiento en el mismo a costa de cumplir con las condiciones económicas del rescate supone el doble del costo económico que tendrá que soportar el pueblo griego durante décadas.
- Las denuncias de ese proceso, y de lo que cabía esperar del gobierno griego, realizadas por el Partido Comunista de Gracia (KKE) durante todo este tiempo se han revelado totalmente ciertas.
En la dimensión política de la UE es de destacar la desvergüenza de los gobiernos comunitarios ante el problema de los refugiados sirios. No hay que olvidar que el drama del pueblo sirio se origina con los ataques sufragados con dinero europeo y estadounidense que financió y armó a grupos de fanáticos islamistas, incluido el ISIS, en su intento de derrocar al gobierno sirio. Son las guerras imperialistas de saqueo y apropiación de los recursos naturales de la zona, principalmente el petróleo, las que provocan el drama de millones de personas que se ven forzadas a abandonar sus casas y su tierra hacia un destino incierto.
Los refugiados llegan a las fronteras europeas pidiendo ser acogidos según normas internacionales de asilo y refugio que deberían ser cumplidas por todos los gobiernos, pero los fascistas instalados en varios estados del Este de Europa no sólo conculcan estas normas básicas de respeto a los derechos humanos sino que usan la fuerza y la represión contra aquellos que sólo pretenden conservar la vida. Especialmente grave es el papel que desempeña Hungría y que no ha merecido hasta ahora más que fingidos reproches diplomáticos por parte de la UE.
También en este episodio es lamentable el papel del gobierno títere de España que primero se posiciona como perro guardián obediente de las fronteras para, sin solución de continuidad, acatar las tímidas respuestas dictadas por Alemania respecto al drama de los refugiados.
Son muchos y muchas los que se movilizan en favor de los que sufren esta tragedia, pero hay que insistir en que este drama humanitario no lo ha provocado un desastre natural, sino una intervención militar pagada con fondos de los centros de mando imperialistas. Esta cuestión no puede quedar eclipsada y tenemos que denunciarla con fuerza.
La jauría unánime de los gobiernos europeos avalando el bloqueo económico a Grecia por atreverse a apuntar que no cumplirían las condiciones del rescate económico, contrastan con la falta absoluta de firmeza y principios frente a los gobiernos del Este de Europa (especialmente Hungría) por incumplir la política internacional de protección de los Derechos humanos. Esto da la medida de la actual Unión… de oligarcas y mercaderes de sufrimiento.
Europa se configura como una fortaleza al servicio de las ganancias de los monopolios, aplastando cualquier atisbo de soberanía popular. Contra ésta, se pergeña un nuevo ataque a través del Tratado de Libre Comercio e Inversión entre los EEUU y Europa, el llamado TTIP. En el fondo, lo que enmascara es una nueva vuelta de tuerca para terminar de desmantelar cualquier intento de oposición por parte de los estados frente a los intereses de las multinacionales que podrán imponer sus condiciones pasando por encima de cualquier norma legal que ponga en peligro el éxito de sus negocios. El TTIP, al que acompañan otros acuerdos internacionales, terminará de finiquitar cualquier fantasía de defensa de la soberanía de los estados en base a la existencia de normas propias.
Desenmascarar a la Unión Europea y caracterizarla como instrumento político y económico al servicio del imperialismo, desmontar la trampa del euro y denunciar el TTIP son elementos políticos básicos que deben estar presentes en el calendario de movilización social y electoral que se va a producir en los próximos meses.
Hemos definido la necesidad de la revolución democrática, caracterizándola como la lucha de la inmensa mayoría explotada que pelea por su supervivencia, y la misma debemos defenderla sobre las bases de la soberanía popular con absoluta claridad. La concreción de las aspiraciones de pan, trabajo y techo… junto a la construcción de la república democrática son básicas para continuar el proceso de organización de la unidad popular.
Seguimos convencidos de que la unidad popular sólo se puede construir sobre la base de la movilización amplia e integradora. En este sentido cobra especial importancia la imbricación de nuestra organización en el calendario de movilizaciones que se inician el próximo 1 de octubre con el paso de las Euromarchas por Sevilla; continúan el 22 de octubre con la Jornada estatal de lucha convocadas por las Marchas de la Dignidad; seguirán el 7 de noviembre con la jornada estatal contra la violencia de género; y finalmente nos convocará a la Marcha contra la Base de Morón el 14 de noviembre.
Hoy, es innegable que las Marchas de la Dignidad son el referente unitario, aunque incipiente, más consolidado del proceso de movilización transversal y plural que se organiza en todo el estado. Para continuar fortaleciendo este referente es fundamental que las movilizaciones convocadas salgan bien y especialmente la jornada de lucha del 22 de octubre. Como en anteriores ocasiones, es tarea fundamental del conjunto de las agrupaciones de la provincia dar a conocer la movilización en sus entornos, celebrar actos de difusión, convocar a participar en las acciones y seguir trabajando en los comités unitarios de base de las Marchas.
No podemos obviar que la movilización va a coincidir en el calendario con la celebración de la campaña electoral de las elecciones generales, y es básico que seamos capaces de articular la movilización social para que ésta se refleje en el debate político. Este vector de trabajo va a tratar de ser contestado por todos aquellos que se han venido empeñando en aplacar la movilización en beneficio del escenario electoral. Son muchos los intereses de los que no se quieren ver en la calle, y prefieren el plató de la televisión de turno. Pero nosotros sabemos que sin movilización no habrá transformación, y sin lucha no habrá avance social. La oligarquía se prepara para lanzar una nueva ofensiva antisocial en los primeros meses del próximo año y habrá que contestarla con fuerza y unidad.
Nuestra propuesta es vincular la movilización con la campaña electoral en ciernes y toca abordar cómo la vamos a desarrollar. Durante el mes de julio pasado estuvimos debatiendo, tanto en reuniones comarcales como de Agrupación, las directrices políticas emanadas de nuestros órganos federales y que nos apelaban a discutir sobre las condiciones políticas para poner en marcha un proceso unitario de las fuerzas políticas y sociales que quieren enfrentarse a la oligarquía y al bipartidismo en España.
Tenemos claro que una cuestión es la unidad popular y otra distinta son candidaturas unitarias de izquierdas. La construcción de la unidad popular es un proceso de acumulación de fuerzas de todos los llamados a ser los sujetos activos de la revolución democrática. Este proceso crea las bases de poder popular que sustituya al gobierno de los oligarcas y necesita la conjunción de articulación social en la movilización sostenida y de articulación de la expresión política del mismo.
Las candidaturas unitarias, hoy, no son candidaturas de unidad popular porque el proceso de desarrollo aún no ha cuajado lo suficiente, pero indudablemente si se alcanzan, fortalecerán y empujarán en el mismo sentido.
Para que las candidaturas unitarias sirvan al proceso de construcción de la unidad popular es indispensable que se reflejen en la movilización social unitaria, expresando políticamente los objetivos de transformación social y política.
Por esto, frente a los que apuestan por experiencias ciudadanistas, ni de izquierdas ni de derechas, nosotros defendemos candidaturas unitarias de izquierdas con un objetivo claro en torno a la puesta en marcha de un proceso constituyente que nos lleve hacia la república democrática.
Este planteamiento global, que defiende la ruptura democrática con el régimen del 78, da respuestas concretas a los intereses de la mayoría, pero atendiendo a las claves de las soluciones. Defender la economía y su planificación para ponerla al servicio de la mayoría social y su desarrollo, pasa por garantizar el acceso de todos a los bienes básicos. Pero esto no es posible sin plantear con claridad la necesaria nacionalización de los sectores estratégicos de la economía, puesto que es el único camino para evitar que las necesidades básicas se conviertan en objeto de especulación y mercantilización.
En el marco de la defensa de otro modelo productivo, defendemos la producción agrícola como vector fundamental para garantizar la soberanía alimentaria. Esto es básico para una provincia como la nuestra con una fuerte implantación de economía agraria que se ve sometida a la política comunitaria de la PAC… que subvenciona por no producir. Esta política garantiza los beneficios del terrateniente, impide la generación de empleo en el campo y encarece el precio de productos básicos para el sustento de la población. Por esto, en el marco de un programa electoral de carácter general debemos hacer presente la necesidad de la implantación de la Reforma Agraria Integral, que atienda la cuestión de la propiedad de la tierra, la producción y la distribución.
El nuevo papel que debe jugar España en el contexto internacional, con la salida de la UE y de la OTAN, es otro vector que debe incidir en la necesidad de buscar la alternativa al actual modelo de integración desde el respeto a la soberanía de los pueblos.
La concreción de estos parámetros en propuestas y medidas específicas debemos introducirlas en el debate del programa que se empieza ya a producir en el espacio de confluencia que se da en Ahora en Común.
En nuestra provincia, a partir de los acuerdos alcanzados en la Asamblea Estatal de AeC del pasado 12 de septiembre, se celebró la asamblea de constitución provincial el 17 de septiembre. A partir de ahí, se han empezado a desarrollar las reuniones de los grupos de trabajo que deberán ir dando forma a las distintas cuestiones acordadas. Una de las tareas a las que tenemos que dedicarnos es a abrir en el mayor número posible de localidades espacios para la participación en la elaboración del programa político y para posibilitar el acercamiento a la gente del proceso de primarias para la elección de candidato/a a la Presidencia del Gobierno y para confección de la candidatura por la circunscripción provincial.
Si hasta ahora, el trabajo unitario ha venido pivotando sobre Sevilla y su área metropolitana, nos corresponde ahora poner nuestra capacidad organizativa al servicio de la extensión de la iniciativa por el conjunto de las realidades de nuestras comarcas.
Hasta el momento, parece que las primarias para determinar tanto el candidato/a a la presidencia del Gobierno como la candidatura provincial, se celebrarán el 18 de octubre por lo que este trabajo de organización y extensión se torna urgente. En el caso de la candidatura para la Presidencia del Gobierno, se ha anunciado la presentación de Alberto Garzón, que concurrirá a las mismas como se anunció en la Presidencia Federal de IU del pasado 13 de septiembre. Para la conformación de propuestas de la candidatura que concurra a la circunscripción provincial de Sevilla, proponemos buscar el máximo consenso posible para determinar quien la encabece y participar con nuestros referentes en el conjunto de la provincia para que la lista resultante sea identificable en el conjunto de nuestros pueblos.
El éxito de lo que hagamos permitirá resolver alguna de las cuestiones que aún están pendientes respecto a elementos técnicos-jurídicos de conformación de la candidatura unitaria. Sobre las distintas opciones que se puedan barajar, desde este Comité Provincial queremos plantear que cualquier fórmula jurídica que se valore ha de colocar a todas las fuerzas políticas y sociales que quieran participar en igualdad de condiciones entre ellas. Entendemos que la fórmula más idónea es la coalición electoral, fórmula que respetará tanto el debate programático como el resultado de las primarias que se celebren. Pero en cualquier caso, no aceptaremos fórmulas que den más protagonismo a unas fuerzas que a otras, o que incluso nos lleven a no estar identificados a costa del protagonismo de otros. O todos los colectivos participan en igualdad de condiciones en la opción unitaria, que hoy se expresa en el espacio Ahora en Común, o los comunistas no nos sentiremos vinculados a la misma.
Una vez completadas las tareas de movilización y electorales, el desarrollo de los acontecimientos nos emplaza a tener un debate en profundidad a los comunistas una vez cerrado el ciclo electoral con la celebración de las Elecciones Generales. Definir la estrategia nacional e internacional del Partido, el modelo de funcionamiento, los mecanismos de intervención social y la participación electoral exigen que abordemos el debate en el máximo órgano de dirección de nuestro Partido. Y esto ha de ser previo a considerar cuál debe ser el destino del instrumento electoral en el que los comunistas hemos participado hasta ahora.
El debate ha de ser de carácter global, pero también debe atender a cuestiones particulares como las que vivimos en nuestra provincia. Las salidas de IU de parte de las organizaciones que hasta ahora formaban parte de ella, junto a anuncios de otras de seguir la misma suerte dibujan un escenario más que incierto.
Para encarar los retos que tenemos por delante, resulta indispensable garantizar la cohesión en las filas del Partido, porque es mucho lo que tenemos que afrontar de aquí en adelante y debe hacerse desde la máxima lealtad y unidad de todos los que se quieran reclamar parte de la Organización.
Por último, emplazamos al conjunto de nuestra militancia a insertarse en la movilización y a lanzar el trabajo de desarrollo de las candidaturas unitarias para las Elecciones Generales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario